Franquicias inmobiliarias en Valencia

Franquicias inmobiliarias en Valencia

¿Franquicia inmobiliaria, agente independiente autónomo, o agente autónomo asociado?

Son tres figuras que actualmente podemos desarrollar en el mercado inmobiliario de Valencia Capital. De la mano de Keller Williams, en Valencia ahora también podemos convertirnos en agentes autónomos asociados. Hasta ahora sólo teníamos la posibilidad de elegir entre montar una franquicia inmobiliaria o montar una empresa independiente siendo agente autónomo independiente.

El mercado inmobiliario no deja de sorprendernos y nos ha regalado esta nueva fórmula. La línea que separaba un modelo de negocio basado en la franquicia inmobiliaria y otro basado en ser un agente autónomo independiente, se ha difuminado, dejando paso a esta figura que nos está cautivando, y que además ya es posible en Valencia: EL AGENTE AUTÓNOMO ASOCIADO.

Por un lado, esta fórmula disfruta de todas las ventajas que conlleva una franquicia inmobiliaria, o sea, seguridad y modelo de negocio muy estudiado; y de todas las ventajas que tiene ser un agente inmobiliario independiente, o sea, libertad y posibilidad de expansión.

Además de beneficiarse de las ventajas de ambas figuras, revierte muchas de las desventajas de una y de otra en ventajas. Esto parece un trabalenguas…os pongo un ejemplo claro:

Si montas una franquicia, tienes que hacer una inversión y pagar un canon, que por lo general suele ser bastante elevado en función del prestigio de la marca. En el caso de ser agente autónomo asociado en Keller Williams, disfrutas de todas las ventajas y prestigio de la marca sin tener que hacer ninguna inversión inicial ni pagar un canon por montar el negocio. En Keller Williams, por ejemplo se paga una cuota mensual de 40 euros + IVA, y una cuota anual de 165 euros + IVA. Estas cantidades no se pueden comparar con los cánones de franquicias inmobiliarias del mismo nivel y calidad que Keller Williams, y que algunas rondan los 20.000 euros de canon, y de 60.000 a 90.000 euros de inversión inicial.

Y por otro lado, un ejemplo en cuanto a desventajas de ser agente independiente que se revierten en ventajas siendo agente asociado es que un agente independiente, aunque tiene mucha libertad, asume mucho riesgo creando una nueva marca, y en el caso del agente asociado, tiene la misma libertad y cero riesgo. Además de que tiene toda la formación incluida, todo el modelo de negocio planificado, todo el software, todos los servicios del Market Center a su alcance, y toda una metodología de trabajo súper desarrollada. Es como una estructura muy grande, como un gran paraguas bajo el cual, el agente autónomo trabaja con total libertad, y además beneficiándose de una gran marca.

¿Qué opinas? ¿Tienes dudas? Contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *